El Yoga: Una maravillosa herramienta para lograr manejar el insomnio

insomnio

Todos alguna vez hemos sufrido de insomnio y esta situación nos puede llevar a sufrir alteraciones importantes en nuestro diario vivir.

Las principales causas que pueden producir insomnio son:
-Acostarse a una hora diferente cada noche.
-Dormir durante el día.
-Ambiente inapropiado para el descanso como mucho ruido o mucha luz.
-Trabajos por turnos.
-Vida sedentaria.
-Ver televisión, uso del computador o celular a última hora estando en la cama.
-Tabaquismo, comer demasiado y muy tarde, consumo de alcohol en exceso y otras drogas, café, medicamentos para bajar de peso o cualquier sustancia estimulante.

También entre los elementos que se pueden analizar al momento de sufrir de insomnio, son algunos trastornos asociados a la salud mental, social y física tales como trastorno bipolar, tiroides hiperactiva, sentimientos de tristeza o depresión así como dolor o malestar físico, estrés y ansiedad. También es importante considerar que los patrones de sueño tienden a modificarse a medida que se avanza en edad.

Los síntomas de insomnio más comunes que se pueden observar son: dificultad para quedarse dormido, despertar varias veces en la noche, sentirse cansado o querer dormir durante el día, sensación de no haber descansado, dolor generalizado de cuerpo y falta de energía y concentración. Las personas que no tienen un sueño reparador, constantemente están pensando en dormir lo que lleva a tener que realizar un esfuerzo adicional para mantenerse concentrado y poder realizar las actividades diarias. La falta de sueño también trae consigo el riesgo de tener un accidente automovilístico, sufrir caídas y lesionarse.

El insomnio es uno de los problemas más recurrentes que afecta a la población en general. Junto con los dolores de espalda y cuello, el insomnio está intrínsecamente ligado a la agitada vida que llevamos generadora de estados de estrés prolongado y ansiedad.

Frente a todo este escenario, disponemos de una maravillosa herramienta para lograr manejar el insomnio; la práctica regular de YOGA.

Como hemos mencionado anteriormente, la práctica regular de Yoga favorece el funcionamiento balanceado de nuestro cuerpo, mente y energía como una unidad. A nuestro cuerpo le entrega fuerza, flexibilidad, ligereza y un óptimo funcionamiento de órganos, glándulas y sistemas. A nuestra mente le proporciona claridad, enfoque ecuánime, serenidad y voluntad. A nuestra energía la nutre de un constante flujo, manteniéndola siempre renovada. Todo el trabajo yóguico es una gran posibilidad de desarrollo para el bienestar humano.

Las mejores posturas para dormir mejor son aquellas de acción invertida o restaurativas y las de flexión hacia adelante. Mencionaremos cinco de ellas, pero teniendo siempre en vista que la práctica de Yoga es un trabajo integral, que es más que la suma de sus partes.

1.- Janu sirsasana o la postura de llevar la frente a la rodilla: sentados en el piso, doblamos la rodilla derecha y colocamos la planta del pie debajo del muslo izquierdo mientras apoyamos la rodilla en el suelo. Si no llegamos a apoyar la rodilla en el suelo, podemos utilizar un cojín. Inhalamos y estiramos la espalda, exhalamos mientras nos flexionamos hacia delante estirando ambos brazos y manteniendo la espalda y el cuello estirados. Nos concentramos en la respiración profunda. Sostenemos entre 30 segundos y cambiamos de pierna.

2.- Baddha konasana o postura del ángulo cerrado: sentados en el suelo con la espalda recta, juntamos las plantas de los pies y los agarramos con las manos. Inhalamos al mismo tiempo que estiramos la columna y exhalamos al inclinarnos hacia adelante manteniendo la espalda lo más larga posible, creciendo desde la región lumbar. Sostenemos como en la postura anterior 30 segundos inhalando y exhalando en forma tranquila y profunda.

3.- Halasana o postura del arado: de espaldas en el piso se elevan ambas piernas llevándolas hacia atrás en forma recta. Si no toca el piso puede flexionar las rodillas y llevarlas a la frente mientras sostiene su espalda con ambas manos. Al invertir el flujo de sangre, levanta el ánimo y relaja la mente, estira los hombros y descongestiona la tensión muscular del cuello y la parte alta de la espalda. Se recomienda sostener la postura entre 1 a 2 minutos para conciliar el sueño más fácilmente.

4.- Balasana o postura del niño: sentados sobre los talones llevar el tronco hacia adelante y apoyar la frente en el piso o colocando un cojín bajo la cabeza. Los brazos van hacia atrás a los costados del tronco en forma relajada. Ayuda a calmar la mente y relajar por completo el cuerpo. Podemos sostenerla entre 1 a 5 minutos.

5.- Viparita Karani o postura invertida sencilla: es excelente para la relajación y reducir el estrés al máximo. Para gozar de más comodidad, recomendamos pegar los glúteos en la pared y dejar las piernas apoyadas sobre la misma y con un cojín bajo las caderas. Podemos sostener esta postura durante varios minutos.
¡Qué descanses!


¡Síguenos para enterarte de lo mejor de este tema!

Comentarios

comentarios









¿Quieres compartirlo?

_







Copyright 2017 Dedicado.cl @ Revista Panoramas Ltda.- Todos los derechos reservados