Emma: Un viaje de trabajo que se convierte en placer!!

Han pasado varios días desde la última vez que estuve con Constantino. Hemos tenido un par de reuniones, pero solo lo estrictamente laboral. El deseo que llevo oculto dentro de mí ya no puede más.

Este sábado tenemos que ir a hacer un trabajo a la quinta región. Debemos reunirnos con unos empresarios para ver temas de relaciones públicas. Llegaremos mañana viernes para pasar la noche allá. Tal parece que nos quedaremos en habitaciones distintas, pues además de nosotros van 2 personas más de la empresa, Vanessa y Luis, ambos encargados de la parte de marketing de la empresa.

Constantino pasa por mi a eso del medio día para dejar los últimos detalles de la propuesta listos para la reunión de mañana. Luego de estar varias horas afinando los preparativos del documento, nos dirigimos a buscar a Vanessa y Luis a sus respectivos hogares. El camino hacia Viña del Mar trascurre sin mayores novedades. Se mantienen conversaciones sobre trabajo entre los ocupantes del auto.

Mi mente se aparta de la realidad por un momento y empiezo a imaginar todas las posibilidades de lo que pueda ocurrir esta noche. Espero que esta noche logremos tener ese contacto físico que tanto deseo. Extraño su cuerpo, sus manos sobre mi piel, su miembro, oh sí. Se viene a mi cabeza la imagen de su miembro erecto e intento que no noten como sube mi temperatura a gran velocidad. Veo como me mira Constantino y sé que sabe las ideas por las que estoy divagando en silencio.

Llegamos cuando esta empezando a desaparecer el sol a través del horizonte. Nos registramos en el hotel donde pasaremos el fin de semana y subimos cada uno a su respectiva habitación. Por suerte mi habitación esta cerca de la de Constantino, así que espero poder pasarme por su habitación cuando estén todos durmiendo.

Las vistas de mi cuarto son maravillosas, me quedo un buen rato admirando la puesta de sol, ensimismada en mis planes para esta noche.

A eso de las diez de la noche tocan la puerta de mi dormitorio. Es Vanessa. Ha venido a buscarme para ir a una de las fiestas que esta organizando el hotel por el inicio de las vacaciones de verano. A regañadientes acepto ir, la distracción podrá hacer desaparecer la frustración que tengo por no poder llevar a cabo mis deseos sexuales.

Al llegar a la terraza del hotel, veo que esta Constantino y Luis ya en el lugar, así que al menos la noche no será tan aburrida.

 Hola guapos – saluda Vanessa.
 Hola bellezas – nos contesta Luis, lo que me hace reír, tal parece que han empezado a beber sin nosotras.

Pedimos unos mojitos cubanos y noto que Constantino esta extraño, distraído. Ni siquiera me ha mirado y me pregunto que estará pasando por su cabeza. Después de un par de horas en que Vanessa y yo no paramos de bailar, comenzamos la retirada a nuestras habitaciones, la esperanza crece dentro de mi mientras tomamos el ascensor que nos conducirán hasta nuestro piso. Constantino sigue poco comunicativo, no sé qué es lo que piensa.

 Hoy haremos noche de chicas con Emma – dice de pronto Vanessa e intento contener mi cara de desconcierto.
 ¿Podemos quedarnos con ustedes? – pregunta Luis …y yo creo que los tragos se le están subiendo a la cabeza.
 No, solo chicas.

Del impacto las palabras no llegan a mi boca así que solo asiento con la cabeza. Mi plan para hacer de esta una noche candente, se esfumaron. Decido que al llegar a la habitación le diré a Vanessa que me siento mal y solo quiero dormir, no puedo más con esta frustración.

Llego el día de la reunión y mi cabeza esta a punto de explotar, no sé si será solo por los mojitos de anoche o si el hecho de no tener sexo en varios días me esta pasando la cuenta.

La mañana transcurre de lo más aburrida, no es hasta llegada la hora de almorzar que empieza la diversión. Es a esa hora en la que los cuatro nos reuniremos con los empresarios, para hablar de relaciones públicas, marketing y por supuesto, dinero. El lugar elegido es un restaurante ubicado hacia el interior, un sitio lleno de vegetación, áreas verdes, incluso corre una cascada cerca. Después de comer y trabajar, nos queda tiempo antes de volver, para recorrer el lugar. Nos dividen en dos grupos para ir en compañía de unos guías cuando Constantino alza la voz, por primera vez desde que hemos llegado.

 Yo he venido en ocasiones previas a este lugar así que lo conozco muy bien, me llevaré a Emma conmigo, el dueño del restaurante me pidió que le hiciera unas fotos para su página web – Yo me quedo helada cuando lo escucho, mi libido aumenta y siento como el corazón me palpita en los oídos.
 Bueno, me parece una gran idea – Contesta Luis y parece que no se ha percatado de a tensión sexual que hay en el ambiente.
 Nosotros iremos por la parte del bosque y ustedes pueden conocer mientras las instalaciones del restaurante, luego cambiamos – Y yo no puedo creer lo que acabo de oír.
 Perfecto, nos vemos dentro de un rato – Vanessa habla como si no se diera por enterada de nada y dentro de mi ya no cabe más excitación.

Entramos al bosque que rodea el restaurante, en silencio, ninguno de los dos dice palabra alguna. Lo único que se oye es el cantar de unas aves a lo lejos y nuestra respiración, que cada vez se va acelerando cada vez más.

 Perdona si he estado distante, es solo que no quiero que Luis o Vanessa empiecen a sospechar que algo pasa entre nosotros – Cuando salen esas palabras de su boca creo que me echare a reír. Yo pensando que estaba extraño.
 No te preocupes, lamento que Vanessa haya invadido mi habitación anoche, esperaba que mis planes fueran otros – Le digo, con mi voz cada vez más ronca de lo excitada que estoy al estar a su lado.
 ¿A sí?, ¿Qué planes eran esos? – me pregunta él con su voz picara.
 Tendrás que descubrirlos – le respondo y lo miro directamente a los ojos, donde veo que esta tan excitado como yo.

Toma algunas fotos del paisaje, andamos un par de metro más y deja su cámara dentro de su estuche en el suelo. Y por fin, me toma. Toma mi cara uniendo sus labios con los míos, en un beso cargado de pasión. Gimo en su boca. Siento como sus manos buscan mi trasero. En este momento agradezco llevar falda, pues en un abrir y cerrar de ojos, mis nalgas son rodeadas por sus agiles dedos. Le quito la camisa sin dejar de besarlo. Desabrocho su pantalón, bajo sus calzoncillos y libero su erección, la que enseguida comienzo a chupar.

Siento como empuja sus caderas para que su miembro entre más en boca y gime. De un momento a otro me levanta y apoya sobre una roca que hay cerca de nosotros. Se coloca un condón rápidamente y me penetra, con decisión. Va cambiando el ritmo, la intensidad, pasa de rápido a lento y de suave a fuertes embestidas.

Y lo siento dentro de mí. Estoy por alcanzar el clímax.

Entonces pone la palma de su mano afirmando mi clítoris mientras sigue penetrándome, me hace llegar al orgasmo. Llegamos juntos al orgasmo.

Queda apoyado sobre mi un par de minutos mientras nos recuperamos.

 Te deseaba tanto, ayer quería matar a Vanessa cuando se invitó a tu habitación, tenía planes para nosotros – escucho que me dice Constantino mientras vuelvo a la realidad.
 Créeme que yo también la quería matar, quería invadir tu habitación, eso si hubiese sido entretenido – le digo con una voz de coqueta y me río.
 Me agrada oír eso Emma. Arréglate, debemos volver – me dice al tiempo que se sale de dentro de mí.

Mi próxima historia léela cada miércoles aquí en @RevistaPanoramas.cl


¡Síguenos para enterarte de lo mejor de este tema!

Comentarios

comentarios









¿Quieres compartirlo?

RSS Panoramas

Para su octava versión, la plataforma de apoyo a la gastronomía chilena, te invita a disfrutar de tres días al aire libre en el sector poniente de la capital. Midmall Maipú es el lugar elegido para presentar a 20 expositores nacionales. Echinuco nació el 2011 como la primera gran fiesta de la cocina chilena. Ya […]

La empresa líder en regalos de experiencias, Bigbox suma una nueva propuesta. Se trata del primer tour virtual, donde los participantes podrán vivir la aventura del vino, con sus aromas y sabores, visitando los valles de Colchagua o Casablanca, pero sin tener que salir de la ciudad. Todo comienza en Vinolia, un centro de enoturismo […]

Desde nuestra aventura en la playa, no he sabido nada de Constantino. En la oficina solo lo común de todos los días. Palabras de cortesía y ya está. Vanessa no ha dejado de preguntarme que fue lo que paso realmente cuando Constantino y yo nos perdimos. Ella y Luis al parecer después del viaje han […]

En el marco de la fiesta del roto chileno, que todos los años se realiza en Barrio Yungay, la organización patrimonial EcoBarrio, en conjunto con Hellmann’s, realizará un taller de huertos sustentables abierto al público para concientizar y educar a la población acerca de la utilización de espacios comunitarios y cambio climático. Niños, jóvenes y […]

El verano llegó y con ellos los inagotables panoramas al aire libre. Sin duda siendo uno de ellos, los paseos de fin de semana al parque son uno de los favoritos, donde las familias viven un momento de distracción con un atractivo picnic junto a los niños y mascotas, aprovechando el día competo de capear […]

_







Copyright 2010-2017 Dedicado.cl @ Revista Panoramas Ltda.- Todos los derechos reservados