La verdadera cocina mexicana en Viña

comida_mexicana_en_vina_del_marEn Viña del Mar abundan los locales con comida Tex Mex. Esas con fajitas, nachos y ambientadas como si fuera una película mexicana. También abunda la gente que disfruta esta comida. Cuestión de gustos. No seré yo quien los condene. Pero también hay un lugar, más bien una picada, de comida auténticamente mexicana.
Partamos por el principio.

El otro día me llama mi amigo Rodrigo, gozador de fuste en la artes de descubrir picadas de la buenas, para contarme que había comido en el cielo mexicano. No pasaron muchos días cuando me dejé caer con mi amigo para descubrir La Mexicana. A una cuadra del terminal de buses de Viña del Mar está este pequeño lugar. De entrada avisa que la cosa no tiene mucho que ver con nachos industriales y fajitas desabridas.

Una hilera de máscaras de lucha libre mexicana pone la nota que anticipa que recibirás un golpe, más algunas imágenes, virgencita incluida. Nos atendió José Andrés, el dueño, mexicano. Nos contó la historia de cómo llegó a Viña desde Monterrey. Antes de decidir el viaje, ya la tenía clara. Durante 6 meses cocinó con su abuela que le regaló los secretos de la verdadera cocina casera mexicana. Un lujo.

Las tortillas de harina de maíz las hacen ahí mismo. La carta es acotada, con preparaciones simplemente deliciosas y precios que también lo son. Unos tacos de Oaxaca nos hace viajar al sur de México, con un a salsa de mole con cacao y distintas variedades de ajíes, rellenos con pollo. Una locura de sabor. Bebimos unos jugos de Tamarindo y una horchata de arroz, súper refrescantes. Que con la sinfonía de ajíes que se suceden en cada plato, se agradecen.

Luego una Cochinita Pibil en unas tortillas recién hechas. Un vicio! Y los tamales de queso o carne envueltos en hojas de plátano simplemente exquisitos. En fin, un viaje al México casero, con sabores originales y el picante que pone a prueba la testosterona de los comensales.

Por hacerme el mexicano, probé el chile habanero. Terminé transpirando como testigo falso! Si tuviera que torturar a alguien le daría de probar este ají. Quedó claro que en materia de picantes soy un merengue, pero para los que se lavan los dientes con un puta madre, éste es el lugar indicado.
Un verdadero imperdible, si de comer sabroso se trata!!!

Calle Valparaíso 1137, a una cuadra del Terminal de Buses de Viña del Mar (32) 328 1361


¡Síguenos para enterarte de lo mejor de este tema!

Comentarios

comentarios









¿Quieres compartirlo?

_







Copyright 2017 Dedicado.cl @ Revista Panoramas Ltda.- Todos los derechos reservados