Para aliviar ese incómodo dolor de espalda; practica Yoga

sati_yoga_dolor_de_espalda

Los dolores de espalda están presentes en nuestra vida de manera habitual ya que normalmente debido al estrés, problemas mecánicos por sobreesfuerzos, malas posturas mantenidas, tensión emocional o a la falta de ejercicios, los músculos se contraen y son incapaces de relajarse. Más del 80% de las personas sufren de este malestar en algún momento de su vida y puede llegar a ser muy molesto y doloroso.

La zona cervical (cuello) y lumbar (espalda baja) son las partes de la columna que se ven más expuestas a la sobrecarga en sus vértebras ya que las malas posiciones y sostenidas por largo tiempo, generan un derrumbamiento de la columna que nos hace perder la capacidad de mantenerla erguida derivando en tensión y dolor.

En ocasiones anteriores, hemos visto los beneficios que el yoga tiene para nuestra salud física y mental, ya que nos ayuda a mejorar nuestra condición general. Mediante sus técnicas, conseguimos estirar todas las partes del cuerpo, fortaleciendo músculos, ligamentos, articulaciones y activando la circulación sanguínea. Por ello su práctica puede ser muy beneficiosa para la buena salud de la espalda.

El yoga se basa en una serie de posturas que buscan la elongación y fortalecer todo el cuerpo, sobre todo la espalda que es una de las partes que más se ve beneficiada, pues casi todas las ellas se centran en aliviar esta zona de la tensión que se acumula.

El yoga te enseña a ser más consciente de tu cuerpo y de tus movimientos. Esto hace que sea más fácil sentir y pensar en los movimientos que te provocan el dolor de espalda y de qué forma puedes evitarlos. Muchas posturas de yoga te permitirán alargar la columna vertebral. Con esto podrás crear un espacio entre los discos y, por lo tanto, los dolores provocados por la presión que se pueda ejercer sobre ellos, se reducirán de manera importante.

El yoga aumenta el flujo sanguíneo y reduce el estrés, lo que ayuda a que todos los músculos se relajen. También mejora la flexibilidad en las áreas de la espalda, en las caderas, los glúteos y los músculos del abdomen.

En general las recomendaciones son al momento de realizar alguna actividad que implique mantener una posición estática por mucho tiempo, ubicar apoyo en la espalda sobretodo en la zona lumbar (espalda baja), agacharse doblando las rodillas y evitar sostener la misma posición por tiempo prolongado. Inhala y alarga tu columna, exhala y relaja la vida.

TEXTO: PATRICIA SCHULTZ B.
SATI YOGA CHILE
Clases de Yoga
PEHUÉN 7287 – LAS CONDES- Metro HERNANDO DE MAGALLANES
CENTRO SAT CHIT ANANDA PARABRAHMA HOLÍSTICO
satiyogachile@gmail.com


¡Síguenos para enterarte de lo mejor de este tema!

Comentarios

comentarios









¿Quieres compartirlo?

_







Copyright 2017 Dedicado.cl @ Revista Panoramas Ltda.- Todos los derechos reservados