Pasión de Año Nuevo

Han pasado varios días desde nuestro primer encuentro.
Es 31 de diciembre y en la noche comienzan las celebraciones de año nuevo. Estaré durante la cena y brindis de las doce con mi familia y luego Constantino pasara por mi para irnos a la fiesta que hace la empresa por esta fecha.

Durante el día me dedico a hacer los quehaceres del hogar para esperar el nuevo año con la casa ordenada. Luego de almuerzo con mis hermanos empezamos a preparar el postre, tiramisú con un café que trajo mi hermano mayor de india. Una vez que quedamos conformes con el resultado tomamos una siesta para luego comenzar con los preparativos del plato de fondo de la cena y por supuesto arreglarnos.

Una vez que terminamos de cenar, esperamos las doce conversando y riéndonos. Cuando han llegado, nos damos el abrazo y descorchamos el espumante para hacer el brindis. Estamos felices de estar juntos, bebemos espumante y comemos aperitivos.

Constantino pasa por mi a las doce con treinta minutos para dirigirnos a la fiesta, pero por mensaje me dijo que me tenía una sorpresa, algo que teníamos que probar, así que pasaríamos por su apartamento antes. Eso me tiene más que ansiosa y excitada. Me imagino que podrá ser, le pregunté, pero él no ha querido darme ninguna pista.

Realizamos el recorrido hasta su casa, llegamos a su edificio, estaciona su automóvil, subimos por el ascensor y nuevamente dentro de ese pequeño cubículo mi libido aumenta en respuesta a la ansiedad que me genera no saber que es lo que probaremos. Me imagino que debe ser un juguete sexual. Otra primera vez.

Al llegar a su departamento este esta oscuro, pero ya me se el camino hasta su dormitorio, así que a tientas llego a la puerta y giro el pomo. Una vez dentro enciendo la luz. Al parecer el estaba tan ansioso como yo porque inmediatamente me lanza sobre la cama, me sube el vestido negro con el que ando y me baja la ropa interior. Se arrodilla ante mí y ya se que es lo que sigue a continuación. Y no me equivoco. Me afirma las piernas e introduce su lengua voraz, decidido a darme placer, con movimientos circulares y profundos, gimo de placer. Termina de sacarme completamente el vestido y quedo desnuda. Él se desnuda también y se recuesta a mi lado. Se que debo hacer. Afirmo su miembro erecto con una mano y empiezo a mover de arriba abajo mientras siento como su respiración se acelera. Me lo meto en la boca y chupo, succiono hasta donde ya no hay espacio en mi boca para que siga entrando. Lamo abajo y luego arriba, saboreo la cabeza de su pene y juego con mi lengua, lo oigo gemir.

Me pide que me coloque a horcajadas sobre su cabeza, me afirmo del cabecero mientras me asalta nuevamente con su lengua. Esta vez mi cuerpo se une a un ritmo de placer, como si estuviera montando su miembro, primero lento y luego aumento la velocidad. Me hace llegar al orgasmo y me suelta. Me recuesta, toma un preservativo de la mesita de noche, se lo coloca y me penetra, lentamente. Yo apenas puedo mantener en orden mi respiración cuando lo siento dentro de mí. Con movimientos rápidos, hace que me excite nuevamente.

 Quiero que probemos lo que me habías prometido – le pido con voz jadeantes. Sus ojos se iluminan. Esta excitado.
Se levanta y se dirige a su closet, extrae de el un paquete y me lo entrega para que pueda abrirlo. En mi ansiedad abro la caja de cartón y arranco lo que hay en su interior. Es un anillo vibrador.
 Enciéndelo – me pide y acciono el interruptor para ver qué es lo que hace y siento como mi clítoris responde a la vibración.

Lo toma en sus manos y en un rápido movimiento se lo coloca. Me embiste y siento algo inexplicable. Mi cuerpo responde a la vibración y a su penetración. Alzo mis caderas para recibirlo. Sus movimientos rápidos me embriagan. Me sostengo a su espalda ancha. Y en un abrir y cerrar de ojos estoy llegando al clímax, gimo tan fuerte de placer cuando lo alcanzo que siento que todo el edificio ha de oírme. Él llega a su orgasmo al oírme y se tiende a mi lado.

Una vez que recupero la respiración se que es hora de movernos o llegaremos tarde a la fiesta. Ambos nos levantamos, nos vamos a dar una pequeña ducha para retirar el olor a buen sexo y nos vestimos.

Bajamos por el elevador hasta su vehículo y procedemos a dirigirnos a la fiesta que será en un reconocido hotel de la capital. Al llegar nos recibe un aparcador de coches, Constantino le tiende la llave y procedemos a entrar. Adentro ya han llegado todos los invitados. Una camarera se acerca a nosotros con copas de espumante. Hacemos un brindis y empiezan a acercarse a nosotros invitados para darnos el saludo de año nuevo. Él me presenta a todos como su nueva asistente. Una vez que logramos deshacernos de las cortesías, nos movemos a la pista de baile. Disfrutamos bailando toda la noche. Hasta que ya es hora de irnos.

Salimos del hotel y está esperándonos el auto de Constantino. Me va a dejar a mi casa y quedamos de tener una reunión de trabajo dentro de los próximos días. Nos despedimos y entro en mi casa. Me preparo para dormir y una vez acostada, repaso mentalmente los sucesos ocurridos esa noche.


¡Síguenos para enterarte de lo mejor de este tema!

Comentarios

comentarios









¿Quieres compartirlo?

RSS Panoramas

Para su octava versión, la plataforma de apoyo a la gastronomía chilena, te invita a disfrutar de tres días al aire libre en el sector poniente de la capital. Midmall Maipú es el lugar elegido para presentar a 20 expositores nacionales. Echinuco nació el 2011 como la primera gran fiesta de la cocina chilena. Ya […]

La empresa líder en regalos de experiencias, Bigbox suma una nueva propuesta. Se trata del primer tour virtual, donde los participantes podrán vivir la aventura del vino, con sus aromas y sabores, visitando los valles de Colchagua o Casablanca, pero sin tener que salir de la ciudad. Todo comienza en Vinolia, un centro de enoturismo […]

Desde nuestra aventura en la playa, no he sabido nada de Constantino. En la oficina solo lo común de todos los días. Palabras de cortesía y ya está. Vanessa no ha dejado de preguntarme que fue lo que paso realmente cuando Constantino y yo nos perdimos. Ella y Luis al parecer después del viaje han […]

En el marco de la fiesta del roto chileno, que todos los años se realiza en Barrio Yungay, la organización patrimonial EcoBarrio, en conjunto con Hellmann’s, realizará un taller de huertos sustentables abierto al público para concientizar y educar a la población acerca de la utilización de espacios comunitarios y cambio climático. Niños, jóvenes y […]

El verano llegó y con ellos los inagotables panoramas al aire libre. Sin duda siendo uno de ellos, los paseos de fin de semana al parque son uno de los favoritos, donde las familias viven un momento de distracción con un atractivo picnic junto a los niños y mascotas, aprovechando el día competo de capear […]

_







Copyright 2010-2017 Dedicado.cl @ Revista Panoramas Ltda.- Todos los derechos reservados