Restaurante A Mano: Yo quiero trabajar aquí!!

a_mano_valpo

Para descifrar la clave del éxito de A Mano hay que sentarse a oír a Ruth Faúndez y Javier Álvarez. Son mucho más que una carta divertida, sorprendente y original. También son muy buena música, son gente feliz trabajando, la felicidad los inspira. Me cuentan que apenas descubren algún talento a quienes trabajan con ellos les ofrecen todas las posibilidades para desarrollarlo. Si pintas, expón tu arte en los locales. Si te cuelgas de un aro, veamos cómo lo amarramos del árbol de la vereda y haces tus piruetas a vista y paciencia de los clientes. Es el sueño de grandes Corporaciones, “a good place to work” (un buen lugar para trabajar). Es raro ver caras nuevas en A Mano, siempre son los mismos los que trabajan.

Nos juntamos un domingo plácido en los Ponientes de Viña, que hoy es El Barrio gastronómico de la ciudad. Los mejores bares, restaurantes y deliverys están entre Nortes y Ponientes. Ahí mismo donde empezó todo hace unos años. Exactamente donde el viñamarino ondero aprendió a comer las mejores burguers gourmet y a beber los mejores Gin. Los días domingo ahí transcurren sin prisa, sólo los apura el delicioso ritmo de la música del A Mano Hotdogs Bar. Las muy buenas burguers y los gloriosos Gins se fueron a un local a la calle 7 Norte, hoy capilla ardiente de la onda en torno a esa combinación. Acá, se trata de reinventar el hotdog, nuestro completo.

Una de las cosas que más sorprenden de la carta es el acierto de su listado de sangrías para acompañar los completos. Elevar al vino hecho cóctel para acompañar sus versiones de platos gourmets hechos completos les resulta perfecto. Tienen un listado de casi todas las cepas de vino transformados en refrescantes y alucinantes copas de sangría. Sauvignon Blanc pepino/piña/limón sutil; Chardonnay manzana/frutilla/limón de pica o el Pinor Noir guinda/pomelo y pétalos de rosa, que además de perfecto en sabor es bellísimo.

img_6446
Los completos, son cuentos aparte. El Butifarra (setas, cebollas caramelizadas, salsa de tomate y almendras), o el Bratwurst (cebolla, ají verde, tomates, papas chips y huevos fritos). O el conspicuo Pato (pato a punto, bechamel de foie gras, cebolla frita y un brunoise de manzana verde). La lista llega a los 18, divididos entre completos y Ases, que son los que tienen carne de algún tipo desmenuzada. Las hay de Cordero, Pato, Wagyú, Atún ecuatoriano, Gambas, Pulpo y un interminable y sorprendente etcétera. Mantienen el sello de raza grabado a fuego en sus panes que le otorga esa crocancia precisa en el logo tostado.

Democráticos en cuanto a precios. Desde 2 lucas las papas bravas hasta 10 lucas el completo de pato desmenuzado con bechamel de foie gras. Todas las Sangrías a 5 luquitas en copas grandes.

img_6436
Mantienen algunos Gins, los más clásicos y tiene otras sorpresas para comer. Naturalmente que las adictivas papas bravas se mantienen, no existen papas como éstas. Ensaladas y otros platillos merecen varias visitas hasta probar esta colosal carta. Dicho por ellos mismos, esta es una invitación para que otros cocineros tomen el formato de nuestro empeñoso y fiel completo y lo eleven a niveles nunca antes visto. Quieren que Viña del Mar sea un destino gastronómico entre panes, tratándose de Ruth y Javier, estoy con ellos. Que así sea. Amén.

A Mano Hotdog Bar, 4 Poniente 416, entre 5 y 6 norte
A Mano Gin & Burguers, 7 norte 427

Texto / Ignacio Vargas Crossley


¡Síguenos para enterarte de lo mejor de este tema!

Comentarios

comentarios









¿Quieres compartirlo?

_







Copyright 2010-2017 Dedicado.cl @ Revista Panoramas Ltda.- Todos los derechos reservados