Sati Yoga: Algo nos está pasando…

sati_yoga_hatha_para_embarazadas

Día a día nos vemos enfrentados a numerosos estímulos que nos bombardean con información que, en muchas ocasiones, no somos capaces de procesar. Las exigencias de nuestro mundo actual nos empujan, más que llevarnos, a espacios ajenos que nos alejan de lo que realmente somos. En este contexto nuestras reales necesidades se tornan invisibles y comienza a surgir ese sentimiento de malestar que no logramos identificar muy bien desde dónde surge o qué lo promueve.

Cuando el malestar se torna constante, comienzan a aparecer molestias físicas y psicológicas, producto del estrés continuo al que se ve expuesto nuestro cuerpo y que transforman el día en una especie de maratón interminable….lo único que queremos es descansar. Cuántas veces nos hemos preguntado, ¿por qué el día no tendrá más horas?, ¡no alcanzo a realizar todo lo que debo!!…y ¿dónde queda lo que quiero? Vivimos a un ritmo demasiado rápido intentando administrar de la mejor manera nuestra existencia. Nos hemos convertido en la sociedad del súper rendimiento y estar agotado es casi sinónimo de estatus.

Sin embargo no todo es tan oscuro. Existen muchísimas alternativas para reconectarse con lo natural, con la esencia que nos da la característica de lo que somos y con aquellos que nos permite identificar lo divino que contenemos; con nuestra humanidad.

Una de las tantas posibilidades de replanteamiento e identificación con nosotros mismos es la práctica de Yoga.
Esta milenaria disciplina se hace visible y necesaria en tiempos cada vez más exigentes. Su práctica, no invasiva, favorece la flexibilidad general, desarrolla la fuerza muscular, articular y ósea, desciende la presión arterial, disminuye los niveles de cortisol (estrés continuo), manejo del equilibrio y del espacio, restauración y descanso, sistema inmune, capacidad respiratoria, sistema digestivo. En el plano mental favorece estados de serenidad y relaciones personales de mejor calidad. Abre el espacio necesario para la autobservación.

La lista de beneficios es muy larga, pero lo importante es distinguir que en la práctica de yoga se genera las instancias en donde podemos reencontrar aquello que nos es propio; nuestra capacidad de mantener una consciencia atenta, humana y despierta a los devenires que la vida nos impone día a día. No tienes que acercarte al yoga; el Yoga se acerca a ti.

Textos : Patricia Schultz B.
Sati Yoga Chile
Pehuén 7287, Las Condes, Santiago
satiyogachile@gmail.com
www.facebook.com/SatiYogaChile


¡Síguenos para enterarte de lo mejor de este tema!

Comentarios

comentarios









¿Quieres compartirlo?

_







Copyright 2010-2017 Dedicado.cl @ Revista Panoramas Ltda.- Todos los derechos reservados